jueves, 17 de junio de 2010

Anecdotario deportivo huelvano




Miscelánea deportiva onubense
--------------------------------------
Año 1933: El Chelsea F. C. en nuestra capital.
--------------------------------------------------------
Una de las notas culminantes de la Primera División en Gran Bretaña la constituye el Chelsea Foot-ball Club, por su brillante trayectoria, la calidad y deportividad de sus jugadores, la valía del entrenador de turno, su excelente terreno de juego, su deportiva afición, fiel a la asistencia de todos sus partidos y su fama universal que lo ha hecho disputar partidos en medio mundo. La última de las cualidades citadas (la de jugar partidos en otros países o continentes) no se prodigaba en los años veinte y treinta del siglo pasado como ocurre en la actualidad. Por eso, es una nota simpática que un club como el Chelsea viniera a jugar a nuestra ciudad con un equipo huelvano modesto, pero esforzado, el Independencia Fútbol Club. Recordemos, a través del diario “La Provincia” del día 14 de agosto de 1933, las circunstancias de aquel partido que ha pasado desapercibido para la mayoría de los historiadores:


< El encuentro resultó muy entretenido, viéndose bonitas jugadas, quedando triunfante el equipo local por cuatro tantos a uno>>.

El triunfo de los “independentistas” frente a los británicos hizo que los huelvanos rugieran de alegría y entusiasmo.
Esta información queda enriquecida por transmisión oral del recordado José Pérez que nos indicó en los años setenta que este equipo británico se hospedó durante su breve estancia en nuestra capital, en el Hotel “Granada”, que se situaba en La Placeta –actual calle Plus Ultra-.


El equipo “fantasma” de hockey del Recreativo de Huelva.
------------------------------------------------------------------------
Finalizando el mes de agosto de 1957, ya estaba construido el nuevo Estadio Municipal que sería escenario de cien batallas deportivas y tendrían como protagonistas al Club más antiguo de nuestro país, el Real Club Recreativo de Huelva. en aquellos instantes, los aficionados recreativistas no tenían por qué envidiar a cuantas poblaciones disfrutaban de un coqueto campo de deportes y que se les habían anticipado en esta manifestación del progreso urbano como era disponer de un Estadio digno en lugar de un descuidado escenario deportivo en sus últimos años, eso sí, con el timbre de honor de haber sido el primer campo de fútbol de España. Nos hemos referido al célebre Velódromo.
El día 4 de agosto, en plenas Fiestas Colombinas del citado año de gracia de 1957, se anunciaba que la inauguración del Estadio Municipal se realizaría solemnemente con la visita del viejo Athletic de Bilbao para, dos días más tarde, enfrentarse el Club Decano a un equipo de leyenda en aquellas fechas, el Real Madrid, denominado “el ballet blanco” por lo visto de su juego que le otorgaron numerosos títulos.
La inauguración, pues, sería espléndida, ya que en aquellas fechas estos dos poderosos equipos contaban en sus filas con un total de veintisiete jugadores internacionales.
No pretendemos detenernos en estos partidos inaugurales en los que perdió el Recreativo de Huelva por los resultados de 3.4 frente a los vascos y 2-6 frente a los madrileños.
También el desfile inaugural se efectuó con la solemnidad y brillantez que el caso requería. Así en él se vieron diversas representaciones deportivas de la provincia, las Corporaciones municipal y provincial y todos los equipos de las diversas secciones que defendían la camiseta blanquiazul. Y entre ellos los espectadores vieron desfilar al equipo de hockey del Club Recreativo de Huelva. Pero, ¿de dónde salen éstos?, se preguntaban algunos aficionados. Conozcamos la historia de este equipo singular a través de uno de los componentes de aquel conjunto, Enrique Carbajo Guerra:

<<…En realidad, no había equipo de jockey. Simplemente salimos de exhibición, esto es, para “rellenar” un poco las secciones del Recreativo. Así, vistieron con las camisetas del equipo blanquiazul a algunos muchachos… A Fernández, que era el de mayor estatura, le pusieron la indumentaria de portero y, ya vestidos todos de recreativistas, salieron a dar una vuelta en el nuevo Estadio.
Entre los jugadores que vemos en la foto podemos identificar al ciado Fernández (que actualmente reside en Sevilla), José Márquez Mejías, yo (Enrique Carbajo Guerra), Guisado, Santos (que era hermano del jefe de Centuria “Los Pinzones”;…
Pero, debemos añadir que llegamos a jugar un partido en Badajoz, torneo en el que se dieron cita diversos equipos provinciales además de los de Madrid. Y quizás por el gracejo y simpatía que se nos tienen a los andaluces nos emparejaron con un equipo que, pese a estar inscrito en el evento deportivo, no acudió. Y por incomparecencia se nos dio por vencedores. Pasamos, pues, a la segunda etapa del torneo y en ella fuimos derrotados por el equipo de Madrid…>>.

Que esto quede como anécdota de un equipo de trayectoria ejemplar como es nuestro Recreativo de Huelva, como una nota simpática de unos tiempos en los que se “pretendía ser más de lo que se era” a costa de que, incluso, se descubriese más tarde de que “se era aún menos de lo que la propia realidad dictaba”.

1 comentario:

Equipo de Trabajo dijo...

Se que nada tiene que ver con su entrada, pero visite este enlace y defienda el decanato del recreativo, ante el ataque de aficionados sevillistas, que pretenden cambiar la historia.Gracias.
http://gacetadigital-lahistoriabiencontada.blogspot.com/